PRUEBA DOCUMENTAL

REGLA DE VALORACIÓN REGULADA EN EL CÓDIGO DE TRABAJO NO ES ABSOLUTA, EN TANTO QUE, NO TODO INSTRUMENTO POR EL SÓLO HECHO DE SER AUTÉNTICO, PÚBLICO O PRIVADO, HARÁ PLENA PRUEBA EN LOS CASOS DONDE SEA INTRODUCIDO COMO PRUEBA

Error de derecho en la apreciación de la prueba documental, precepto infringido el art. 402 del Código de Trabajo.

Según el licenciado Sánchez Chinchilla, la Cámara sentenciadora cometió el vicio alegado al haber desestimado los documentos de fs. [...] de la pieza principal, consistentes el primero en una nota suscrita por el trabajador demandante y el segundo en un memorándum de notificación de despido, ya que conforme al art. 402 del Código de Trabajo por tratarse de documentos privados tienen el valor de plena prueba, y qué para desestimar el valor probatorio del mismo, es necesario que éste haya sido redargüido de falso dentro del proceso y declarado así en la sentencia.

Respecto a este punto el Ad quen1 en su sentencia estableció: “[...] De la lectura de nota de fs. [...] de la pieza principal, se observa, que se narra una serie de sucesos acontecidos dentro de la Agencia “veinticinco avenida sur”, hechos suscritos por el trabajador, de los cuales no se advierte aceptación de faltas o hechos que den lugar a perder la confianza o negligencia reiterada. --- 6.2. Por otra parte por la forma en que está redactado el escrito, da la impresión que éste estaba siendo interrogado, contestando una serie de preguntas, orientadas a auto incriminarse de los hechos que la sociedad demandada le está imputando. Interrogatorio que solo puede hacerse ante autoridad (judicial - administrativa) competente, pues de esta manera se garantiza el derecho de defensa de la parte, tomando en consideración que los hechos pudiesen llegarse a la con-figuración de algún tipo penal. ---- 6.3. Respecto a la fotocopia de memorándum de me La Boleta de Acción de Personal, confrontados judicialmente y agregada a fs. [...] de la pieza principal, se advierte que ha sido notificada al demandante la terminación por supuestos incumplimiento de labores descritas en el mismo más no proporciona elemento alguno que establezca que efectivamente el trabajador JOSÉ GILBERTO P. P., haya aceptado haber cometido las faltas imputadas, y es que, a pesar de encontrarse firmada, no necesariamente implica que se acepta la responsabilidad del contenido de la notificación, pues ésta su finalidad ha sido hacerle saber la decisión de dar por finalizado su contrato de trabajo. En ese orden de • ideas, para este Tribunal, la firma por parte del trabajador en los referidos documentos, no implica que éste haya aceptado los hechos descritos, en ningún momento se ha relacionado tal circunstancia. ---- 6.4. Este Tribunal aclara, que no le resta ningún valor a los documentos objeto de análisis, pues estos hacen plena prueba del acto de notificación de finalización de contrato por supuestas faltas; más no se prueba con ellos, que efectivamente el trabajador demandante acepte haberlas cometido. --- 6.5. Por otra parte, si bien es cierto, que no consta que la parte demandante haya impugnado la autenticidad o seguido los trámites del incidente de falsedad de los documentos relacionados, no por ello se estaría probando las excepción alegadas por la parte demandada; puesto que, como se ha mencionado en los párrafos precedentes, este Tribunal no le resta el valor pleno a tales documentos; es decir, que con ellos se prueba una notificación de supuestas faltas cometidas, mas no una aceptación de responsabilidad del contenido de la notificación o de la descripción -nota de fecha diecisiete de diciembre de dos mil catorce. [...f. (sic).

En cuanto al invocado por el recurrente, el mismo supone por un lado, la existencia de una regla específica que indique el valor de una determinada prueba, y por otra, que el juzgador le atribuya un valor probatorio diferente al aplicarla.

En este sentido se debe señalar, que este Tribunal en sentencia del 09-VI-2017, con referencia 224-Cal-2015 manifestó, que la regla de valoración establecida en el Código de Trabajo, relativa a la prueba instrumental, no es absoluta, en tanto que, no todo instrumento por el sólo hecho de ser auténtico, público o privado, hará plena prueba en los casos donde sea introducido como tal, ya que, además de esa calidad, éstos deben reunir otras características propias de la prueba, como es la pertinencia, es decir, debe guardar relación con el objeto de la misma; útil, no deberá de admitirse aquella prueba que, según las reglas y criterios razonables, no sea idónea o resultare superflua para comprobar los hechos controvertidos. - Art. 319 Código Procesal Civil y Mercantil- y finalmente debe ser lícita, es decir que “Las fuentes de prueba deberán obtenerse de firma lícita, quedando expedita a las partes la posibilidad de denunciar su origen u obtención cuando sean contrario a la ley. La práctica de los medios probatorios en forma contraria a lo previsto por las leyes procesales, determinará la nulidad del medio correspondiente; sin embargo, la fuente de prueba podrá ser utilizada siempre que su aportación se hubiera realizado conforme a las normas legales”. Art. 316 CPCM.

Con el propósito de determinar si efectivamente el Ad quem incurrió en el vicio alegado, esta Sala considera necesario analizar la prueba documental vertida en el proceso, principalmente la que corre agregada de folio 33 a 36 de la pieza principal, mediante la cual la demandada pretendió probar una causal justificativa de despido sin responsabilidad patronal.

Así se advierte, que a fs. 33 de dicha pieza, se encuentra agregada una nota suscrita por el trabajador demandante, en la que se describe una serie de preguntas y las cuales el mismo se contesta, a fs. 36 p.p. se encuentra una copia certificada de memorandum de notificación, en la que se le hace saber al trabajador referido el despido, la cual él firmó de enterado.

Con base a las líneas que preceden, esta Sala advierte que, el Ad quem al referirse al documento de fs. 33 de la pieza principal, lo consideró como un interrogatorio por medio del cual el trabajador se está auto incriminando, interrogatorio que sólo puede hacerse ante autoridad (judicial - administrativa) competente; argumento que este Tribunal comparte, en razón de que el medio probatorio utilizado, no es el idóneo ni pertinente para establecer las faltas que se le atribuyeron al trabajador demandante, ya que proviene de hechos atribuibles en contra de sí mismo; por lo tanto, no se puede afirmar que la Cámara le haya negado el valor probatorio al documento; por el contrario, dicho Tribunal consideró que de darle valor, sería el de una confesión provocada, y conforme a la ley, tal acto deviene en ilegal, por lo tanto la Cámara actuó conforme a lo establecido en el Art. 402 del Código de Trabajo; sin cometer el vicio que el recurrente le atribuye.

Ahora bien, respecto al memorándum de fs. 36 pp la Cámara al referirse al mismo lo consideró como una notificación y no como una aceptación de hechos, ya que la finalidad de la misma fue la de hacerle saber la decisión de dar por finalizado el contrato de trabajo sin responsabilidad patronal al señor José Gilberto P. de tal manera, que si bien, el mismo tiene el carácter de plena prueba, ésta no constituye una aceptación de responsabilidad del contenido de la notificación; por lo tanto, la. Cámara ha actuado conforme a lo establecido en el art. 402 del Código de Trabajo; sin cometer el vicio que el recurrente le atribuye, por lo que resulta procedente declarar no ha lugar a casar la sentencia también por este sub motivo.”